¿Cómo saber si una aplicación es robótica colaborativa o no?

¿Cómo saber si una aplicación es robótica colaborativa o no?

Mucho se ha hablado de la robótica colaborativa.  Es un término que se utiliza cuando el operario y el robot comparten una zona de trabajo.  En nuestro anterior post hablamos sobre este concepto, pero ¿cómo saber si una aplicación es colaborativa o no?

Existe una norma para las aplicaciones de robótica colaborativa.  Esta es la norma ISO/TS 15066 para robótica colaborativa y nos define 4 métodos para realizar aplicaciones con robótica colaborativa.

Método 1 de robótica colaborativa

¿Cómo saber si una aplicación es robótica colaborativa o no?

En este caso tenemos un robot que trabaja normalmente en una zona delimitada.  En el momento que una persona entra en la zona del robot, el robot se detiene de forma segura.  El robot estará quieto hasta que el operario salga de la zona de trabajo del robot.  Una vez que la persona sale de la zona de actuación del robot, el robot comenzará a trabajar de manera normal.

Método 2 de robótica colaborativa

Existen casos en los que para programar el robot es necesario mover físicamente el robot con la mano para llevarlo a las diferentes posiciones.  Esta es una técnica muy habitual en los robots de Universal Robots, y también es posible realizarla con otros robots industriales utilizando sensores de fuerza.

Esta forma de programar los robots es muy útil en aplicaciones de pintura o de soldadura.

Método 3 de robótica colaborativa

¿Cómo saber si una aplicación es robótica colaborativa o no?

Este método de trabajo es similar el método 1:  El robot trabaja normalmente dentro de su zona de trabajo.  Si alguna persona se acerca a la zona de trabajo del robot, según se va acercando la persona, el robot va cambiando su forma de trabajar para garantizar la seguridad de la persona que se acerca.  El robot puede ir disminuyendo su velocidad o su rango de acción según se acerca la persona.  Conforme la persona se va alejando de la zona de trabajo del robot, este vuelve a modificar su forma de trabajo hasta llegar a su forma de trabajo normal.

Método 4 de robótica colaborativa

Para poder trabajar según este método, necesitamos un cobot o robot colaborativo.  En este tipo de soluciones el operario está dentro de la zona de trabajo del robot y ambos trabajan al mismo tiempo de manera segura.  Para ello, es necesario que el robot esté diseñado para trabajar de esta forma.  En los otros tres métodos cualquier robot industrial se puede adaptar con seguridad externas para trabajar de manera segura.

¿Te ha gustado lo que contamos?
Comparte con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar